• icono poblacion Nombres más frecuentes
  • > Nombres y apellidos de la población
  • > 2011
icono poblacion print

Metodología de la estadística nombres y apellidos de la población

  1. Introducción
  2. Fuentes
  3. Observaciones

  1. Introducción

  2. Con los datos incluidos en la estadística de nombres y apellidos de la población, el Instituto de Estadística de las Illes Balears da respuesta a una demanda habitual entre los usuarios que visitan nuestra página web. Se presentan tablas en las que se incluyen los nombres y apellidos más frecuentes de los residentes en las islas.

     


  3. Fuentes

  4. La información que procede de la explotación estadística del padrón se clasifica por isla o municipio de residencia y tiene una periodicidad anual. Se divide en tres apartados: uno dedicado a los nombres (diferenciando las tablas por sexo); otro, a los apellidos, y el tercero, a la combinación más frecuente en la comunidad autónoma de nombres y apellidos. El número que aparece entre paréntesis al lado de cada uno de los nombres o apellidos es el orden de frecuencia obtenido con respecto al total territorial al que hace referencia el título de cada tabla.

     


  5. Observaciones

  6. En la interpretación de los datos, conviene tener en cuenta que en el fichero de microdatos que se utiliza para esta publicación los nombres y apellidos de las personas están en letras mayúsculas y sin acentuar. Esto determina que, a veces, no sea posible distinguir entre un nombre o un apellido en catalán o en castellano cuando el acento es el único elemento que permite diferenciarlos. En estos casos, se debe entender que el literal del nombre o apellido, aun cuando no se ha escrito con acento, representa ambas opciones, por ejemplo: Maria incluye Maria y María, y Antonia incluye Antònia y Antonia. En cambio Antonio sólo contabiliza el literal Antonio, puesto que en catalán es Antoni y aparecerá en la publicación contabilizado separadamente.

    Además, el fichero generado con los nombres y apellidos se ha revisado y validado mínimamente. La corrección se ha limitado a aquellos registros en los que se ha detectado una abreviatura o un error ortográfico, como por ejemplo Mraia, que se ha sustituido por María, o Fco., que se ha sustituido por Francisco. En el resto de los casos se han respetado los literales de los nombres registrados, incluso los hipocorísticos (Pep, Toni…). Los nombres compuestos se han tratado sin tener en cuenta sus partes, se contabilizan como nombres independientes y se han suprimido artículos y preposiciones, si existen, entre los términos que los forman (por ejemplo: Maria del Carme, Maria Carme).

    En resumen, las cifras que contienen las tablas son el resultado de contabilizar grafías iguales y no nombres o apellidos en sentido estricto. No se consideran nombres iguales Antoni y Antonio, Francesc y Francisco; tampoco se contabilizan como iguales Ainoa, Ahinoa, Ainhoa o Ainoha. Evidentemente, además de las diferencias gráficas en la misma lengua, se tienen que tener en cuenta las diferencias gráficas derivadas del idioma y no solo por la coexistencia de dos lenguas oficiales en nuestro territorio, catalán y castellano, sino por disponer de un volumen de población extranjera importante que diversifica aún más los nombres y los apellidos.